Cómo salir de la rueda del estrés

¿Buscas la salida del estrés?

 

Llevas tiempo sintiendo que estás en una carrera contra reloj. Pero a contra reloj ¿de que?

 

Cuando vives esclavo del tiempo cronológico y del “tengo que, debo de” aparece todo ese estrés en el que el tiempo disponible nunca es suficiente para hacer todo lo que se supone que tienes que hacer.

 

He descrito un poco en el video de aquí debajo ese estado de vivir preso de la rueda del estrés igual que un hámster da vueltas sin fin corriendo en una rueda dentro de su jaula.

 

 

El ratoncillo cree que de esa forma va a escapar de ese encierro. Piensa que esa rueda le lleve a una salida, pero su inteligencia y capacidad de discernimiento le impide ver que vuelve una y otra vez al principio.

 

Tan sólo se detiene cuando está agotado y no puede más…y lo único que ha conseguido es eso, cansarse y nada más, no ha avanzada nada.

 

Al ser humano le pasa algo parecido actualmente. Esta sociedad cada vez más enfocada en encontrar la felicidad y la satisfacción de los deseos en un tiempo futuro, te impulsa a correr en pos de ese paraíso soñado.

 

Ese es el error. Pensar que en el presente no hay mucho interesante y lo verdaderamente bueno, viene después, en el futuro, cuando llegue tal o cual momento, tal o cual objeto, tal o cual persona. Da igual, aunque eso llegue a tu vida, al tratarse de algo que no es permanente como todo en este mundo fenoménico, cambiará o desaparecerá.

 

Si pusiste tu felicidad en manos de todo eso, cuando cambie, o desaparezca..¿que harás?

 

Pero el objetivo de este post es quedarse en el mero hecho de la inutilidad de correr hacia algo que nunca vas a alcanzar.

 

El acto de proyectar en exceso todo tu bienestar en el futuro te impide ser feliz. O puede ser también que mires atrás, hacia tu pasado y pienses que en ese tiempo eras de verdad feliz. Eso es aún peor pues sabes que el pasado no vuelve, y puede ser una gran tortura vivir añorando algo que ya no existe.

 

Es la condición de la mente, evadirse de este momento. Debes de comprenderlo y una vez comprendido trascenderlo. 

 

Tengo un amigo en los artificieros de la policía. Ellos sólo se pueden enfrentar a la desactivación de una bomba si conocen su funcionamiento. Cuanto mejor entiendan las posibles trampas que ésta encierra, menor será la posibilidad de que les estalle en las manos.

 

Por eso es tan importante que conozcas la mente y su funcionamiento. Sus estrategias para hacerte salir del ahora. Todo lo que ella fabrica para crearte un mundo irreal.

 

Eso lo consigues observandola. En silencio. En calma. Escuchando su charla contínua, pero no atendiendola.

 

Eso sólo lo puedes hacer bajando de la rueda del hámster, de la rueda del estrés. Eso lo haces aprendiendo a calmarte. Dedicando tiempo a la meditación y haciendo caso a esa mente que dice “ahora no puedes parar”.

 

También en tu vida diaria aunque estés en plena actividad puedes observar tu mente. Es la otra parte de la práctica de mindfulness. Son las dos bases sobre las que se asienta un estilo de vida que cambiará tu vida.

 

Pero si lo dejas para más tarde, o para mañana cometes un error. El momento es AHORA, y ese ahora siempre está disponible para ti. Ya sea para sentarte unos minutos a meditar, o a simplemente observar tu respiración.

 

O también para observar la vida que sucede a cada momento,  ya sea en tu trabajo, con tu familia…allá donde estés está la capacidad de hacerte consciente de la presencia.

 

Espero que con estos consejos puedas salir de una vez de la rueda del estrés. Y más allá incluso de esa rueda, pues tal vez no es el estrés lo que te hace sufrir sino otras situaciones emocionales que se producen cuando haces demasiado caso a tus pensamientos…déjalos ir, son como nubes en el cielo, no permanecen.

 

Detrás de ellas siempre brilla el sol.

 

 

¡Que tengas buen presente!

 

Un abrazo.

 

Luis Miguel.

 

 

 

 

 

 

One thought on “Cómo salir de la rueda del estrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *