Cómo vivir sin miedos

Cómo vivir sin miedos.

“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peores de lo que son”.

Tito Livio (Emperador Romano)

 

 

Esta situación parece tal vez difícil para muchas personas. Hay innumerables razones que te pueden inducir a sentir miedo.

 

En este video te hablo de ello. Son muchos los miedos que nos pueden atacar: desde el miedo a perder un ser querido, a perder la salud, a perder el trabajo o las posesiones…o miedo a que sucedan cosas que crees que empeorarían tu vida: una separación, un problema con tu país, región o ciudad…

 

Pero si te paras a observar, siempre estos miedos serán proyectados en el futuro. O sea, que aunque sea incluso algo que está “marcado” en tu agenda p. ej. una intervención quirúrgica complicada, esto es un acontecimiento que sucederá en otro momento distinto al que está apareciendo ese miedo.

Por tanto, no es lo que sucede, sino un pensamiento relativo a lo que sucederá o podrá suceder. En otros casos no hay una plena certeza de que eso que temes suceda, y en muchos casos finalmente no se llegue a producir, pero mientras tanto, has vivido una situación de temor que te ha impedido vivir con calma.

 

Hay varias formas de evitar esos miedos. 

La primera comprender tal y como te he comentado antes, que cada acontecimiento sucederá en su momento y la anticipación es inútil, mientras esa anticipación no sirva para amortiguar ese temor; y sea una simple planificación de un evento futuro.

Por tanto la reflexión y la comprensión de que esos miedos son sólo proyecciones de la mente, ayuda a desactivarlos.

 

La otra forma, que en realidad va a continuación de la primera reflexión es que no debes luchar por eliminar esos pensamientos.

 

Desde las técnicas de Mindfulness o Atención Plena la propuesta es no luchar, no negar y si observar y aceptar ese pensamiento e indagar en el cuerpo para ver cómo ese pensamiento deriva en una emoción que finalmente se expresa en el cuerpo.

 

Nuestro cuerpo refleja nuestro estado mental-emocional y lo vemos desde la postura que adoptamos hasta las diversas molestias o sensaciones que en él aparecen.

 

Detenerse, respirar, hacerse consciente del momento presente y de lo que en nuestro espacio mental aparece es el camino. Luego indagar y observar nuestros sentimientos y nuestro cuerpo. Para finalmente desapegarnos de esos pensamientos, no tratando de luchar contra ellos sino aceptarlos como lo que son, sólo pensamientos.

 

Una vez hecho esto, se trata de aceptar que están aquí y que igual que llegaron se irán. Son nubes en nuestro espacio mental, un espacio que permanece limpio e inalterable.

 

Pero para darte cuenta de que tienes ese espacio de consciencia infinita siempre a tu disposición, en el momento presente, debes dedicar tiempo cada día a la meditación. Así serás capaz de dejar ir esos pensamientos y no involucrarte en ellos como hasta ahora hacías.

 

Con este entrenamiento mental basado en Mindfulness irás poco a poco viendo que no te afectan tanto esos miedos y temores que aparecen y que simplemente los dejas ir y que lo único que puedes hacer es actuar de forma proactiva en la medida en que puedas hacerlo. Dejas ir lo que no representa más que un temor tal vez infundado o no seguro y vives de forma libre, calmada y consciente tu momento presente.

 

Espero que con estos consejos puedas aprender a vivir sin miedos.

 

Un abrazo desde el corazón.

 

Luis Miguel.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *