Cómo entender los cambios emocionales

 

¿Te cuesta comprender los cambios emocionales?

 

En tu mente, todo pensamiento o estado emocional es algo pasajero. Nada permanece.

 

El problema es que te identificas con esos estado temporales como si fueran permanentes o fueran tu verdadera naturaleza.

 

Pero si observas esto no es así. Todo cambia y el sentimiento que tenías ayer ahora es distinto. Puedes cambiar de lo malo a lo bueno o viceversa. De lo que te hace infeliz a lo que te alegra en sólo unas horas.

 

¿Te das cuenta entonces de lo inútil de aferrarse a ello? No puedes basar tu identidad en algo transitorio. 

 

Ahora se están usando mucho ciertas aplicaciones que me recuerdan esto. Son los estados de instagram o wasap. Estas aplicaciones y otras de redes sociales similares te permiten compartir fotos o videos que desaparecen en veinticuatro horas.

 

Por eso se llaman estados. Tu compartes cierto contenido y automáticamente desaparecen después de un día. Bien, pues eso me recuerda a nuestros estados emocionales. Son así, cambian o simplemente desaparecen.

 

Así que un día hace sol y otro día está nublado. Pero el cielo de fondo no cambia, sigue igual, inmutable. Esa es la conciencia plena del Ser. El error ha sido que siempre nos hemos identificado con esos estados e incluso siendo conscientes de que han cambiado, nos hemos aferrado a ellos para tener una “sensación de identidad”.

 

Es un engaño de la mente. Por otra parte, el hecho de no identificarte con esos estados temporales no significa que no tengas personalidad, carácter o propia identidad. No eres una veleta por ello.

 

De eso mismo te hablo en este video:

 

 

De esta forma puedes vivir libre de unas nubes que impiden que veas la vida con la claridad que merece. Sólo se vive una vez y si haces caso a todos esos estados temporales pasarás tu vida siendo un muñeco de ellas.

 

Es cierto que la vida tiene situaciones complicadas que hay que resolver. O trae otras que no tienen tal vez más solución de aceptarlas tal y como son. Esto puede crear lógicamente dolor o preocupación, pero cuando eres capaz de tomar distancia de ello, y reconocer la naturaleza cambiante de todo, todo eso se observa desde una distancia segura.

 

De eso trata la práctica de Mindfulness, que a través de la observación de los estados mentales, emocionales  y pensamientos consigues una mejor gestión de los mismos y evitas el sufrimiento innecesario.

 

Recuerda, el dolor es inevitable, pero el sufrimiento añadido es posible actuar sobre el. Ya te hablé de ello en otro post. 

 

Espero que esto te ayude.

 

Puedes ver mi agenda de eventos para ver los talleres y cursos que facilito en el caso que quieras asistir a alguno de ellos.

 

Un abrazo.

 

Luis Miguel .

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *