Los beneficios de Mindfulness

Seguro que te gustaría saber los beneficios de Mindfulness.

 

Puede que si te acercas a esta técnica, también llamada atención plena, sea porque escuchaste algo o alguién te dijo que te puede ayudar a reducir tu estrés, a relajarte o a tener una mente más calmada.

 

Y, no les falta razón a esas personas que hablan de estos beneficios o mejoras derivados de la práctica de Mindfulness. Ahora bien, a mi me gustaría matizar ese concepto llamado “beneficios”.

 

Para empezar te diré que si la única razón que te hace practicar mindfulness es la obtención de un beneficio, vas mal encaminado. 

 

Como sucede cuando buscamos un beneficio en algo, estamos proyectandonos hacia un futuro en el que obtener alguna cosa que ahora no tenemos. Y, aunque conceptualmente pueda parecer que si te falta una mente calmada, con la práctica de Mindfulness será lo que obtengas, esto en realidad es erróneo.

 

Lo primero es saber que  en su base, la atención plena se asienta sobre la vivencia consciente, sin juicio y con aceptación del momento presente. 

 

Entonces si buscas algo que supones no tienes ahora, y pretendes tenerlo en un futuro en el que estarás mejor que ahora, estás contradiciendo los cimientos donde se asienta Mindfulness.

 

¿Captas la idea?

 

En este caso de proyectar el logro en un futuro, lo que puede suceder es que te pase lo mismo que las miles de personas que se apuntan cada comienzo de año a un gimnasio con el fin de mejorar su aspecto o salud.

 

El propósito en principio es bueno, pero al mes siguiente sólo continúan entrenando los que llevan todo el año.

 

¿Y porqué sucede esto? Muy sencillo. Esta sociedad cada vez más acelerada y enfocada en el resultado rápido no puede esperar. Paradójicamente, para lo único que nos interesa el presente es para que se pudiera materializar instantáneamente en él aquello que esperamos obtener en un futuro. Y claro, como esto es imposible y  de suceder no llega tan rápido como nuestra mente acelerada quiere, muy pronto se siente frustrada y busca otra nueva “ilusión futura” en la que proyectarse.

 

Así vive el ser humano. Buscando novedad y estímulo continuo. Esto es una mente enferma que crea sociedades enfermas.

 

Si quieres aprender las técnicas de Mindfulness mi recomendación es que lo hagas libre de expectativas y sin pensar en un logro para el futuro. Tan sólo has de ir poniendo en práctica lo que se te va a proponer hacer. Esto es: por un lado la meditación diaria y por otro la aplicación de algunos ejercicios de atención plena en la vida cotidiana, además de una serie de explicaciones relativas a las llamadas “actitudes Mindfulness” ante la vida.

 

De esta forma empezarás a entrenar ese músculo de la atención y poco a poco tu mente estará más dócil. Podrás responder en lugar de reaccionar impulsivamente ante las situaciones de la vida. También podrás detectar los pensamientos referentes a futuro, que te generan preocupación, o a pensamientos referentes a sucesos dolorosos del pasado, o al apego a situaciones o personas que ya no están.

 

En resumen, lo que aprendes es a “ser uno” con la vida, a fluir con el presente y a vivirlo con intensidad en el momento. Instante tras instante, siendo consciente de que todo forma parte del cambio en el que se sostiene nuestra existencia, el universo y nuestra relación con él.

 

Evidentemente, una vez integras todo esto en tu vida, podrás sentirte mejor y sufrir menos. Pero esto sólo podrá suceder si no te fijas un objetivo a alcanzar en un futuro, pues entonces no habrás cambiado nada de tu forma de actuar hasta ahora.

 

Espero que se haya captado mi mensaje. De nuevo, insisto en qué hablar de los beneficios del Mindfulness, puede atraer a esta práctica a muchas personas que buscan un arreglo rápido, una panacea para sus males. Y esto no es correcto.

 

Como profesional dedicado a ayudar a personas a tener una vida más libre de sufrimiento a través de la atención plena, creo importante que se aclare esto, y que, si eres consciente de que tu vida necesita cambios, lo hagas desde la convicción, de que sólo puede suceder aquello en lo que estés verdaderamente comprometido, y no lo proyectes como algo a obtener en un futuro, sino un camino de transformación que sucede a cada instante en que te haces consciente de ti.

 

Puedes dejar tus comentarios o compartir. 

 

 

Si no te has suscrito aún al blog te recomiendo hacerlo. Recibirás un regalo de cinco días de práctica de atención plena, además de mi libro en pdf “Guía rápida de inicio a Mindfulness”.

 

Gracias.

 

Luis Miguel Colado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *