El pasado no existe

El pasado no existe como tal, ni ha existido nunca.

 

Puede que esto te parezca raro o  pienses que se me ha ido la pinza. Bueno, creo que aún sigo cuerdo.

 

Te explico a lo que me refiero cuando digo que el pasado no existe. El pasado es un concepto mental, es un recuerdo que está en tu mente de algo que sucedió en otro momento presente. Si existiera el pasado, podrías situarte ahora mismo en ese momento, pero no es posible, tan sólo puedes vivir en el presente. Un presente continuo en el que sucede la vida.

 

Como tal, lo que sucedió es un hecho pasado que no se puede modificar. Pero nuestra mente recrea el recuerdo de lo que sucedió y te da la sensación de que “eso” existe aun. Pero eso es sólo una ilusión mental.

 

Por eso en Mindfulness nos basamos en hacer de la percepción del presente la premisa básica. Si no vives en el presente no estás viviendo realmente. Vivir en los recuerdos de lo que ya pasó no te trae nada positivo a este momento único e irrepetible en el que vives ahora.

 

A veces pensamos que en ese pasado podríamos haber hecho algo diferente en ese momento y entonces eso “habría cambiado”. Pero no te engañes, lo que sucedió es lo único posible, lo real, y el haber tomado una decisión diferente o haber tomado otro camino tan sólo es otra elucubración de tu mente y no puedes saber al cien por cien que el resultado hubiera sido el que crees, pero lo más importante es que ESO NO SUCEDIÓ, solo sucedió lo que conoces que pasó y eso es inmutable, no se puede modificar ahora.

 

Lo mismo sucede si tu mente se enfoca exclusivamente en un futuro que aún no ha llegado. Y nunca llegará claro, pues de nuevo, al igual que el pasado, el futuro no existe más que en tu mente. Hay momentos que aún no han llegado y que cuando sucedan serán presente, pero como tal, el futuro no existirá, nunca jamás. El futuro es una fabricación de tu mente sobre lo que espera que suceda en otro momento presente diferente al que se vive ahora. Tan sólo puedes acertar con una previsión sobre eso que sucederá pero nunca se puede garantizar al 100% que aquello que se pronostica se cumpla.

 

Tu puedes argumentar que aunque eso puede ser cierto, lo más probable es que mañana, como cada día, termines durmiendo en tu cama…si, pero sabes, aunque no quieras pensar en ello, que alguna noche no volverás a dormir a casa, no sabes cuando, pero es innegable que alguna vez sucederá.

 

Lo que sucede que el ser humano busca algo sólido a lo que aferrarse para darle sensación de vivir en algo con estructura. Pero es una ilusión. La mente humana no entiende el concepto de presente continuo, aunque en realidad lo único que existe es eso, un constante presente, en el que fluye la vida en el plano que conocemos como físico.

 

En ese plano de lo material, lo físico, todo es impermanente, es una ley Universal que tu no has creado, pero en la que te ves inmerso como parte que eres de esta realidad. El no asimilar esto te puede hacer llegar a veces a la conclusión de que “la vida es injusta” cuando algo ha cambiado, o se ha terminado, ya sea una situación, un lugar o una persona cercana.

 

Te pondré un ejemplo. Hace pocos días dando un paseo en mi coche pasé por la finca en la que yo viví hace un año. Me detuve y entré a ver de que forma el tiempo había modificado aquel lugar.

 

Lo que hace un año era un lugar habitado, en el que incluso había una casa rural que se alquilaba, ahora era un lugar vacío de vida humana, pero lleno de vida vegetal. La falta de mantenimiento había convertido ese espacio en una auténtica selva. Las cepas sin podar mostraban unos larguísimos sarmientos, las hierbas salvajes habían crecido y ocupado todo lo que antes eran zonas de paseo. Aquel lugar tenía poco que ver con lo que fué tan sólo un año atrás.

 

Pero es que ese tiempo ya no existe. Existió en otro momento de una forma diferente a la actual, ni mejor ni peor, tan sólo diferente. El paso del continuo presente al no ser estático y estar sujeto al cambio había modificado las cosas. Yo tampoco soy el mismo, ni por fuera ni por dentro. He tenido experiencias nuevas, y la vida ha ido pasando con esa ley de impermanencia a través de mi.

 

Mis células son un año más antiguas, tienen fecha de caducidad, están programadas y no son eternas, como nada de lo que puedas ver en el Universo. Yo lo único que puedo hacer es habitar el presente, por mucho que quisiera revivir los buenos momentos vividos en aquel lugar no podría, es sólo una ilusión y un recuerdo en mi mente, nadie lo puede ver más que yo. Por tanto es una “película” que yo fabrico con mi pensamiento, y si soy consciente de ello puedo evitar reproducirla o verla como tal, como una película que para nada ha de afectarme si yo no lo quiero.

 

Es cierto que allí sucedieron cosas, pero piensa en que sucederá cuando todos los implicados en aquellas cosas que sucedieron no vivan y sus mentes no puedan recordar nada de eso. ¿eso existe? si no hay nadie que lo vea ni lo recuerde ¿dónde está eso? Simplemente fue en el momento único que sucedió, nada más.

 

Vale, puedes pensar que en otros casos las cosas perduran. Por ejemplo libros escritos hace cientos o miles de años.

 

¿ y dentro de veinte mil años existirán? Puedes seguir sumando años, puedes llegar a veinte mil millones de años a ver que pasa. De hecho se estima que eso es lo máximo que podrán durar los electrones, la parte más duradera de un átomo, que como parte de este Universo impermanente también decaerán y perderán sus cualidades y actividad.

 

Por eso los maestros Budistas dicen “no puedes basar tus expectativas en algo que está destinado a disolverse” y creo que es una gran verdad que te libera de mucho sufrimiento, de mucha ansia de control y te ayuda a vivir plenamente en el ahora, sin más.

 

 

Mindfulness es eso, atención plena al momento presente y sin juicio. Tal y como es, aceptado y sentido de forma ecuánime y libre de ruidos mentales que buscan cambiar o resistirse a lo que es este momento. 

 

Todo eso tiene indirectamente grandes beneficios. Uno de ellos, el que vas a vivir libre de estrés, libre de esas presiones que causan angustia.

 

Vive el presente y deja el pasado como tal, como un recuerdo del que lo único que puedes hacer es extraer alguna posible enseñanza para aplicar ahora, pero nada más, como tal ya sabes, el pasado no existe.

 

Y al tratarse de algo efímero, lo único que percibo como real es la capacidad que tenemos para dar amor, para ayudar a otros, para hacer de este un mundo mejor el tiempo que estemos en él. Eso es lo que parece ser, demostrado por algunos estudios, que ayuda a las personas a ser más felices, a sentirse más realizadas como personas.

 

 

Si te ha gustado compártelo o deja algún comentarios, estaré encantado de responder a cualquier duda.

 

Gracias.

 

 

 

 

15 thoughts on “El pasado no existe

  1. que sucede cuando esos recuerdos que se hacen presente traen emociones negativas que se arraigan como por ejemplo el miedo …que conlleva a un trastorno..lo pude entender hace poco pero el miedo y los medicamentos ya se habian instlado en mi vida..

    1. Hola Silvia.Una vez un pensamiento, en este caso un recuerdo, se hace presente ya no puedes hacer nada para que desaparezca, de hecho, luchar contra ese pensamiento lo da mas energía. La atención plena trata de eso, de reconocer el pensamiento o emocion que desencadena, y simplemente aceptarlo, buscar como se manifiesta en el cuerpo, soltarlo, dejarlo ir y finamente no identificandote con ese pensamiento. O sea, darte cuenta de que tu no eres ese pensamiento, es tan solo una creacion mental que ha llegado e igualmente se ira pues no hay nada eterno. Este es un trabajo que lleva tiempo pero en si, el proceso de mindfulness para gestionar las emociones dificiles es así. El miedo es otro temor sobre un futuro desconocido. Si te arraigas en el ahora te das cuenta de que el futuro tampoco existe en este momento y que la vida discurre ahora, suelta el miedo ante lo desconocido e imprevisible. Vive Ahora.
      Un abrazo!

  2. No existe tampoco el presente. Intenta pronunciar la palabra “ahora” cuando la ultima letra “a” llega a los labios casi toda la palabra es pasado y esa ultima “a” no llega a ser presente es pasado desde el momento 0 y es cierto que el pasado no exite, luego si el furturo tampoco…
    ¿es todo imaginacion?

    1. Hola Fiorentino. Cierto, lo que sucede podría llamarse un “eterno presente”. Tan sólo son formas de describir algo que la mente que sólo entiende de principios y finales, no asimila. Finalmente lo que intentamos es quitar ese engaño de la mente que imagina, ya sea sobre el pasado o sobre el futuro y con ello trae sufrimiento. Gracias por tu comentario.

  3. Tienes razón Luis Miguel lo he comprobado solo existe el ahora y el presente continuo.
    Son las plabras “ahora y presente” las que no dan con exactitud la idea.
    Quizas me puedas responder a otra pregunta que me intriga. No estoy en ninguna parte de mi cuerpo ni soy alguna parte de él, ¿quien es el que se da cuenta de lo que pasa? ¿ quien es el que es consciente? ¿soy yo o hay alguien o algo detras de todo esto?

    1. Hola Fiorentino. Esa indagación que estás percibiendo es la que se usa en el advaita o no-dualidad. En esa indagación me encuentro yo en este momento. Los sabios desde hace miles de años, y también otros de existencia más reciente como Sri Ramana Maharsi nos han indicado que “eso” que es consciente es el Ser, llamado Dios, Conciencia, Todo u otros nombres. Y por tanto, en esa realidad no-dual no hay separación entre el perceptor y lo percibido, es todo Uno, y ese Todo es referido a aquello que no cambia, mientras que lo que cambia: mundo físico, pensamientos, etc. no es real.
      Un saludo.

      1. Hola Luis Miguel es una suerte poder comentar contigo un tema tan difícil para otros y tan sencillo.
        No se si he llegado al final pero, siento, entiendo que no soy mi cuerpo, que tampoco soy los pensamientos que tengo. Mi cuerpo que no es mío en realidad, sino prestado, es una máquina (un hardware) mis pensamientos programas (software). Yo Soy realmente un espíritu, pero no creo como dices que sea Dios ni el Todo. Porque me he dado cuenta de que Yo solamente soy constructor no creador. Y Esto lo ha creado alguien, algo, no Yo. Cuando descubrí esto acuñé esta frase: Hay algo más grande que el inmenso cielo azul y es… la Bondad.
        Un saludo

        1. Hola amigo. No me refería exactamente a que uno mismo sea el creador, pero cuando dices que “esto lo ha creado alguien o algo, no Yo” ya tenemos una separación dualista entiendo. Citando a Ranjit Maharaj, un maestro advaita poco conocido pero que para mi es muy claro: Usted tiene que abrir su mente. Sat-Chit-Ananda es también un pensamiento, un pensamiento muy grande. Primero usted debe comprender, “yo no soy una pequeña criatura”. La mente no quiere aceptar que yo soy por todas partes. Así pues, sea usted mismo el Creador del mundo. Diga, “yo lo he creado”. Un pequeño grano de sal no dirá nunca, “yo soy el océano”. Pero cuando se disuelve deviene el océano, ¿o no? Conozca cada vez más para comprender.
          Gracias por aportar tus comentarios.
          Un abrazo!

  4. Todo es ilusionario, no existe coherencia entre materia orgánica e inerte,una piedra puede durar 200.000 millones de años pero un cuerpo no, sin embargo tenemos la misma estructura atomica, y el cosmos no tiene sentido, desafía la cordura, esas enormes distancias, ese descomunal vacío, nada tiene base.

    1. Hola Manuel. Bueno, cada cuerpo tiene su tiempo. La materia es materia bajo cualquier forma. Yo no veo igual que tu ese “cosmos sin sentido”. Los científicos dicen que los electrones, la parte más duradera del átomo también caducará en 20.000 millones de años, con lo que ese Universo finalmente se esfumara. Todo lo que tiene un principio tiene un final, es la ley de impermanencia que afecta a todo lo que tiene una apariencia física. Da igual si, nuevamente se forma otro universo después, puede llevar así eternamente sucediendo.
      Pero ¿quien observa todo eso?¿Qué és lo que no cambia? tan sólo puede ser algo innombrable y sin medida ni tiempo. Así como la película empieza y acaba la pantalla permanece siempre inalterable. Y en ese no-espacio no-tiempo Único e indiviso es donde podemos descansar para alcanzar ese “estado sin estado” no-dual y ser libres de los condicionamientos del cuerpo-mente.
      Un saludo.

      1. El pasado yo lo recuerdo como algo vivo, es más, yo amo mi pasado, es de evidencia que se esfumó, pero también los científicos predicen que pueden existir universos paralelos, en donde tú en este ahora puedas estar reviviendo tú pasado anterior, con las mismas situaciones y vivencias, creo que existen muchas hipótesis del todo, pero que nunca ca dejarán de ser hipótesis.

        1. Que te puedo decir Manuel, respeto tu opinión pero no comparto ese pensamiento. A mi no me sirve de nada el que en otro universo paralelo, si es que existe, se esté viviendo mi pasado. El pasado individual de cada uno es almacenado en la memoria y en muchos casos es fuente de sufrimiento. El ser humano se identifica con el pasado para tener una sensación de permanencia y de tener una identidad. Si por algún accidente perdieras la memoria ¿que pasaría? creo que nada pues a cada momento tienes la capacidad de vivir lo único que existe, el momento presente, un presente continuo que cambia constantemente derivando a un pasado del que tu dás fe a través de tu memoria, pero nada más. Te recomiendo la lectura de maestros Advaita como Nisargadatta y su libro “Yo soy Eso”. En esas entrevistas él aclara definitivamente todo ese engaño de la mente que oculta la Verdad del Ser.
          Un saludo.

  5. muy buen articulo !! eh estado buscado informacion por que me estuve preguntando en que mundo vivo y me surgieron preguntas si el pasado existe y queria entender lo que es el ahora.. y entiendo. pero hubo veces en que mi mente se iba de mi presente y me volvi a preguntar que es el pasado y si no encuentro una respuesta mi mente no me deja tranquilo..

    1. Hola Marcelo.
      Gracias
      Tu mente puede pedir respuestas, pero no por ello has de dárselas todas. La única respuesta está ahora, en este momento y lugar. Piensa en cualquier sueño que hayas tenido mientras dormías. ¿De qué sirve volver a ello? Igual sucede con un momento vivido en el estado de vigilia.
      El pasado fue vivido en un momento dado y, por la naturaleza cambiante del universo fenoménico no se puede agarrar, cambiar o detener. Es un presente continuo que a la mente dual basada en conceptos y cosas tangibles le resulta casi imposible entender.
      La práctica de la meditación mindfulness, basada en la observación sin juicio del presente y sus contenidos mentales cambiantes, te ayudará a comprender realmente lo que és el presente eterno.

      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *