Que hacer para reducir el estrés

Que hacer para reducir el estrés.

 

El estrés es de hecho una expresión de la ansiedad.

 

Me gusta la frase de Thomas Merton: La ansiedad es señal de inseguridad espiritual.

 

En esta entrada te voy a aportar unos consejos desde la visión Mindfulness y también desde un enfoque espiritual, pues realmente para mi el estrés tiene un origen interior.

 

Buscamos alivios a nuestros problemas de estrés o ansiedad en forma exterior, buscamos calmarlo con medicinas o con técnicas, con terapeutas o consejeros, pero lo primero es mirar hacia dentro.

 

Por eso, el enfoque que aporto aquí de Mindfulness Transpersonal incide en la indagación propia y la búsqueda en nosotros mismos.

 

Esto a su vez no quiere decir que no busques ayuda cuando te sientes mal. Cada uno decide la forma de encontrar alivio, pero sin poner todo la atención a la solución de tu problema en el exterior.

 

Lo mismo te digo sobre las actitudes de otros hacia ti. No te estresa tu jefe, tu marido o esposa, tus hijos o tu ambiente, ellos realmente no tienen ese poder.

 

Ese poder lo tienes tu para crear una vida tranquila y libre de estrés. Y puedes usar ese poder tanto para sentir angustia y malestar como para sentir paz y armonía.

 

Son tus pensamientos los que crean esas falsas creencias. No puedes ver, tocar o empaquetar el estrés, no tiene entidad física, así que lo único que hay son personas enfocadas en sentir ese estrés.

 

 

Claro, pensar en el estrés te puede y de hecho lo hace provocar reacciones físicas en tu cuerpo, mensajes y señales que si prestas atención detectarás, tales como presión arterial alta, palpitaciones, arritmias, problemas digestivos o de colon irritable, dolores de cabeza o contracturas musculares, ulceras y muchas mas sensaciones desde leves a muy fuertes que pueden degenerar en enfermedades graves.

 

Pero es la lucha con tu ego la causa fundamental del estrés. Tu ego domina tu vida y genera pensamientos de este tipo:

– Ganar es lo mas importante. Si pierdes debes sentir estrés.

– Es más importante llevar la razón que ser feliz.

– El dinero y tus posesiones son lo que indica tu éxito en la vida y no el simple hecho de sentirte feliz y satisfecho.

– Te da más satisfacción sentirte superior a los demás que ser amable con ellos.

– Lo más importante para ti es tu prestigio, reputación y estatus y no tu relación con el Universo o Dios como tu lo llames.

 

Todo esto y mucho mas son los mensajes del ego para hacerte sentir importante, separado del resto y superior. También puede ser sentir que tus espectativas no se cumplan. Pensar que “yo no puedo esperar, soy muy importante” o “nadie tiene tantas presiones como yo”.

 

¿Pero realmente quieres sentirte bien?

 

Pues es tu opción y tu decisión última. Nadie te va a dar recetas mágicas para que esas sensaciones de estrés y angustia desaparezcan.

 

Realmente tienes que decirte a ti mismo “Quiero sentirme bien” y además no tomarte tan en serio, si, a ti mismo, te lo puedes decir “no te tomes tan en serio”.

 

Por supuesto las técnicas de mindfulness de las que aquí hablamos son útiles para solucionar tus tensiones y angustias.

 

La clave es estar presente, respirar y sentirte en todo momento conectado con tu ser interior, ese que trasciende el ego, ese dialogo mental que te hace sentir tan “importante” y que por ejemplo te hace sentir impaciente si te hacen esperar en la cola de una tienda.

 

Es falta de empatia y de integración con el resto de seres que comparten contigo este camino en la tierra. Cuando te sientes separado del resto, identificado con unas ideas, pensamientos y creencias estas siendo guiado por el ego y ese camino conduce al dolor, al sufrimiento y a un continuo estado de no sentir paz interior.

 

Todos los pensamientos de estrés son la representación de algo que no aceptas como tal, que incluso desearías eliminar, por supuesto hay que intentar solucionar los problemas o cuestiones personales pero más allá de ello está en muchos casos un aferramiento a un resultado deseado y como no siempre será posible que todo salga según tus planes pues esa lucha te crea estrés.

 

Practica el desapego inteligente, haz todo lo que puedas hacer pero luego desentiendete del resultado, sabes que has hecho lo posible y de la mejor manera para alcanzar tu propósito pero no hay garantía total de que suceda lo que esperas, así pues aceptas de buen grado el resultado sabiendo que se ha hecho todo lo posible y que hay cosas que escapan a tu control, el aceptar esto es la clave del desapego inteligente.

 

Si necesitas mas orientación para solucionar esa situación te ofrezco la posibilidad de la consultoria online o telefónica, consulta online.

 

Gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

One thought on “Que hacer para reducir el estrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *