Sufrir por el pasado o el futuro

Sufrir por el pasado o el futuro

 

 

Esta es la esclavitud de la mente. Sufrimos por apegos al pasado. O por recuerdos de pasados dolorosos.

 

También hay sufrimiento por el pensamiento hacia el futuro, preocupaciones y miedos.

 

Todo está en la mente, en tu mente.

 

Nadie más lo ve, ni lo percibe, sólo tú. Lo piensas y ello te provoca diferentes emociones. Tu sientes y ves las tuyas, y así cada uno, nadie ve lo que los demás piensan, pero si pudieras escuchar los diálogos mentales de quienes se cruzan contigo en la calle te sorprenderías.

Hay quien dice que tiene cicatrices en el alma…esas cicatrices parecen doler y estropear un presente, no permiten vivir plenamente lo que sucede en este momento, es una pena y un desperdicio de vida.

Te apegas a “tu historia” porque te has identificado con ella. Suéltala, no hay más historia que la se escribe ahora. Sé que en el pasado has podido sufrir mucho, lo entiendo. Tal vez perdiste a un ser querido en circunstancias duras o incluso crueles, víctima de otros o de una dura y larga enfermedad.

Por eso no quiero que entiendas mal mis palabras. No es una falta de respeto a esos seres que vivas feliz en el presente.

Piensa un poco, si tu dejaras esta vida y en ella a tus seres queridos ¿no te gustaría que ellos siguieran viviendo felices?¿no desearías lo mejor para el resto de sus vidas?

¿O prefieres que desde tu partida ellos se encierren en un cuarto oscuro a llorar tu pérdida? Si piensas esto último creo que les amas poco…

 

Creo que realmente los quieres, por tanto, no pienses que aquellos que se fueron querrían verte infeliz, creo que el mejor homenaje a su memoria es seguir adelante la vida siendo feliz a cada momento.

 

Y esto es referido a los dolores de pérdidas del pasado. Pero también del pasado tenemos apegos a buenos momentos. Esos recuerdos también traen sufrimiento cuando la mente se entretiene a recordarlo y los añora, los quiere repetir. Eso es falso también. Ningún momento pasado puede repetirse, tal vez puedas imitarlo, intentar reproducirlo, pero no será igual, y al intentar manipular un presente y revivir una situación pasada, este presente perderá toda su frescura original, perderá todo lo que tiene un momento presente, nuevo e irrepetible.

 

Es tu mente la que te engaña y crea esas películas. Pero son ficción, nada real hay en eso. 

 

Lo malo es que llevas toda la vida en esa creencia. Ahora toca deshacerlas, toca observar tu mente y darte cuenta de todo.

 

Medita, haz silencio y observa esos pensamientos. Cuando vives enredado en tu mente, en las acciones cotidianas que haces en piloto automático no te puedes dar cuenta, no te puedes desconectar de eso.

 

Por eso es tan importante dedicar unos minutos cada día a la meditación. Es la práctica formal en Mindfulness y en cualquier proceso de autoconocimiento. Es la forma de hacer un silencio y parar, para sólo observar esos pensamientos que fluyen sin cesar. Poco a poco serás capaz de verlos como lo que son. Dejarás de ser influido por ellos.

También te he hablado en el título de este post del futuro. Al fin y al cabo es el mismo proceso. Son creaciones mentales. En el pasado es un recuerdo o visualización de un presente que has vivido en otro espacio-tiempo. En el futuro es una visualización o creación de un tiempo que identificas como futuro pero que en este presente no está sucediendo. No tienes garantias totales de que se cumpla tal y como lo imaginas. Para bien o para mal es así.

 

Está sólo en tu mente. Lo puedes comunicar con otros, pero nadie puede ver ese futuro pues sólo está en tu mente. Incluso si lo compartes, cada persona lo verá de una forma distinta. Lo verá desde sus ojos mentales.

 

Por tanto, ¿que puedes hacer con el futuro temido? Nada por que no existe. Puedes poner tablones en tus ventanas si se acerca un huracán, puedes guardar comida y agua para que no falte si no puedes salir. Pero más allá de estos ejemplos prácticos sobre una previsión de futuro lo demás son pensamientos improductivos.

 

Hablo a menudo con las personas que asisten a mis cursos o talleres y el sufrimiento de la mayoría procede de todo esto. O bien por pasado o por futuro el sufrimiento aparece, pero en realidad en el momento presente no se dá normalmente una situación dolorosa, es más por la proyección de la mente hacia esos pensamientos.

 

También puede suceder que no temas el futuro sino que busques tu felicidad en él. O tal vez que según unos recuerdos de sucesos pasados agradables, busques repetirlos en un futuro; en este caso haces un “puente” entre el pasado y el futuro y te pasas el presente.

Y si simplemente proyectas tu felicidad en el futuro estas implícitamente despreciando la vida en el presente pues piensas que lo bueno llegará más adelante. Tienes esa sensación de tiempo lineal en la cual el futuro es algo a alcanzar. Pero al llegar a la supuesta meta del futuro, tu mente que siempre está disconforme buscará algo “aun mejor” en otro momento futuro y de nuevo vuelves a la búsqueda de esa felicidad soñada, que será lograda a través de obtener cosas o experiencias nuevas y estimulantes.

 

También veo que se apegan y niegan la no existencia de esos otros tiempos ajenos al presente. Es la mente y su identificación con ello la que lo impide.

 

Da el paso ahora de ser consciente de este instante, inabarcable y eterno. El presente que és.

 

Tu ere el testigo desapegado que observa todo ello. Date cuenta.

 

¡Abrazos desde el corazón!

 

Luis M. Colado.

 

 

 

 

 

 

 

2 thoughts on “Sufrir por el pasado o el futuro

  1. Muchas gracias , es cierto Luis el sufrimiento proviene del pasado y el futuro olvidando de presenciar y saborear la vida en el aquí y ahora !!! Hay que calmar la mente a diario como lo indicas para que se vaya haciendo hábito. La vida es aquí y ahora. Gracias Gracias Gracias

    1. Hola Rosana. Gracias por tu comentario.
      El Buda dijo que el dolor es inevitable por su propia naturaleza pero el sufrimiento proviene de la mente que lo categoriza y da forma en el tiempo y el espacio. Puede que alguien que lea esto sufra por algo que percibe de su presente, como puede ser un dolor físico, pero si como tu dices se calma la mente y se establece conscientemente en el momento presente, puede observar que incluso ese dolor cambia y no permanece siempre igual.
      Otros dolores emocionales derivados por ejemplo de pérdidas son también elaborados por la mente que se niega a aceptar los sucesos y cambios de la vida sobre los que no tenemos ningún control.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *